ASHTANGA YOGA MY SORE

ASHTANGA YOGA MY SORE


Ashtanga Yoga es un tipo de yoga muy dinámico, originario de la India que proviene del manuscrito Yoga Korunta. Se diferencia del hatha yoga (estilo mas estático) por la práctica del vinyasa. Vinyasa significa literalmente sistema de movimientos y respiración sincronizados en el que se trabaja fuerza, flexibilidad, coordinación y equilibrio. Mediante estos movimientos se encadenan una posturas con otras, completando así la primera serie.

En las clases de Ashtanga Yoga estilo My Sore, seguimos la serie de Ashtanga según la tradición de la escuela de My Sore (India). Cada postura está diseñada con un número determinado de movimientos y respiración. La secuencia de posturas siempre es la misma y el alumno va avanzando en las posturas a medida que progresa en su práctica.

IMPORTANTE: Existen adaptaciones para cada una de las posturas o asanas, de manera que la primera serie sea accesible para todas las personas.

Las clases tienen una hora y media de duración, y se basan en la Primera Serie, que consta de:

  • saludos al sol (A y B)
  • posturas de pie
  • posturas de suelo
  • posturas de cierre
  • relajación.

PRIMERA SERIE DE ASHTANGA YOGA:

ASHTANGA YOGA MY SORE

Aparte del sistema de vinyasa, existen otros aspectos fundamentales: la respiración Ujjayi, los bandas y el dristi.

La Respiración Ujjayi se obtiene al contraer suavemente la glotis (un pequeño músculo a la altura de la tráquea) que provoca una respiración sonora, lenta y regular, como de sonido de mar. Al escuchar el sonido de nuestra respiración nuestra mente se va calmando y relajando.

Los Bandas son contracciones musculares que provocan un control de la energía. Mula Banda consiste en contraer los músculos del suelo pélvico, Uddyana Banda es una contracción abdominal, y Jalandara Banda es un acortamiento del cuello dirigiendo la barbilla al pecho y la coronilla al cielo, estirando cervicales e hirguiendo la postura. Al realizar los bandas estamos aumentando nuestra concentración y controlando la energía.

El Dristi (“mirada” en sánscrito) consiste en focalizar totalmente la mirada durante toda la duración de la postura en un punto en concreto cada vez. Cada postura tiene su dristi y esta concentración total de la mirada nos conduce a la meditación. También aumenta nuestra capacidad de concentración y tonifica nuestros músculos oculares siendo muy beneficioso para algunos problemas de vista.

Realizar esta práctica con continuidad no sólo es beneficioso a nivel  físico sino que también ayuda a mantener fuerte el espíritu, intensificando la concentración, controlando y clarificando los pensamientos.

El Ashtanga Yoga se caracteriza por la dinámica diaria que se crea al repetir una y otra vez las mismas asanas dentro de una misma serie, interiorizando el orden de las posturas y creando una rutina memorizada por el cuerpo y la mente, faciliando la concentración y el hábito de ejercicio.


Irene P. Herranz

PROFESORA DE ASHTANGA YOGA Y ASHTANGA YOGA PROGRESIVO.

Profesora en el ámbito humanístico, descubrió el Ashtanga Yoga en Grecia en el 2012 de la mano de la profesora de Yoga Athanasia Mathiopoulou. Desde entonces continuó con la práctica de yoga, obteniendo diferentes certificaciones como Instructora y monitora de Yoga, así como realizando diversos cursos y seminarios, siempre en continua formación.

Zoraida Escalona G.

PROFESORA DE ASHTANGA VINYASA YOGA.

Tras años de investigación como bióloga, descubrió el Iyengar Yoga en 2012, ante el que quedó fascinada. Desde ese momento, el yoga entró en su vida para no irse nunca más, comenzando a practicar también Ashtanga Vinyasa Yoga sin olvidar nunca el enfoque……

¿Te interesa esta actividad?

contacta con Mardava Yoga y solicita más información.