ASHTANGA YOGA PROGRESIVO

ASHTANGA YOGA PROGRESIVO


El Ashtanga Yoga Progresivo trata de adaptar las posturas o asanas de la Primera Serie de Ashtanga a todas las personas, teniendo en cuenta sus capacidades, de manera que se obtenga el mayor beneficio personal de cada postura.

El Ashtanga es una forma de yoga que se caracteriza por su dinamismo. Consiste en la práctica de una serie de movimientos asociados al movimiento (vinyasas) que se interrumpen de tanto en tanto por posturas estáticas (asanas). Se realizan las posturas pertenecientes a la Primera Serie de Ashtanga.

La respiración es profunda durante toda la práctica, produciendo calma y concentración.

Los efectos de la práctica se pueden percibir desde el comienzo mismo, pero sus verdaderos frutos van mas allá de un cuerpo saludable, fuerte, liviano. Calma y claridad mental, y el equilibrio emocional que poco a poco el practicante comienza a percibir en la vida cotidiana.

El término Ashtanga es tomado de un texto llamado Yoga Sutras, escrito aproximadamente en el 500 ac. por el sabio Pantajali, y es la base filosófica del Ashtanga.

Estos ocho aspectos son:

Yama: (Observancias internas)
Niyama: (Observancias externas)
Asana: (Posturas)
Pranayama: (Control de la Respiración)
Pratyahara: (Propiocepción)
Dharana: (Concentración)
Dhyana: (Meditación)
Samadhi: (Conciencia Total – Iluminación)

En las clases se combinan asanas con adaptaciones de las determinadas posturas en busca de un mayor aprovechamiento del beneficio de cada postura en los alumnos. Cada una de las posturas puede tener una o varias adaptaciones propicias a la ayuda en la realización de la práctica por parte de los practicantes.

En la parte final también se disfruta de una relajación en la cual se asienta toda la práctica sobre el cuerpo, parte fundamental en las clases de Yoga, ayudando al cuerpo a interiorizar cada uno de los ejercicios y movimientos hechos anteriormente.


Zoraida Escalona G.

PROFESORA DE ASHTANGA VINYASA YOGA.

Tras años de investigación como bióloga, descubrió el Iyengar Yoga en 2012, ante el que quedó fascinada. Desde ese momento, el yoga entró en su vida para no irse nunca más, comenzando a practicar también Ashtanga Vinyasa Yoga sin olvidar nunca el enfoque……

Irene P. Herranz

PROFESORA DE ASHTANGA YOGA Y ASHTANGA YOGA PROGRESIVO.

Profesora en el ámbito humanístico, descubrió el Ashtanga Yoga en Grecia en el 2012 de la mano de la profesora de Yoga Athanasia Mathiopoulou. Desde entonces continuó con la práctica de yoga, obteniendo diferentes certificaciones como Instructora y monitora de Yoga, así como realizando diversos cursos y seminarios, siempre en continua formación.